La silla o sillón egg de Arne Jacobsen

Sillón Egg: la silla huevo de Arne Jacobsen

La silla Egg o sillón Egg es un clásico del diseño. Con sus sensuales y voluptuosas formas, la silla huevo de Arne Jacobsen combina diseño, comodidad y funcionalidad.

Si quieres darle un toque de glamour y sofisticación a tu hogar, nada mejor que la silla egg de Arne Jacobsen.

Un poquito de historia de la silla egg

Con un sofisticado y glamuroso diseño, al igual que la Silla Butterfly y las míticas Sillas Acapulco, el sillón Egg (huevo), fue diseñado expresamente por Arne Jacobsen en 1958 para decorar el vestíbulo del Royal Hotel de Copenhague, de cuyo interior y mobiliario Jacobsen se encargó.

Arne Jacobsen, creador de la Egg Chair

Estas sillas, que tal como hemos comentado estaban pensadas para colocarse en el vestíbulo y las áreas de recepción del hotel, fueron ideadas con el objetivo de que su forma pudiese ofrecer privacidad e intimidad en estas zonas de paso.

Silla huevo de cuero

Su acogedora forma de huevo y las grandes dimensiones de estos sofás, invitan al recogimiento, mientras que sus orejas protegen el rostro de miradas indiscretas.

Silla Egg decorando el B&B Hotel
B&B Hotel, Knokke, Bégica.

A sí mismo, su capacidad reclinable y giratoria la hace un sillón ideal para ensimismarse en uno mismo sin moverse de sitio.

El sillón Egg en la decoración industrial

La Egg Chair surgió de una nueva técnica ideada por el propio Arne Jacobsen: una estructura interna de madera recubierta de una gruesa capa de espuma sólida bajo la tapicería.

La Egg Chair en la decoración

Con ello, Jacobsen lograba resolver el asiento, el respaldo y los reposabrazos, a partir de una sola pieza.

La silla Egg o sillón Egg

Su forma de huevo es sostenida por una estructura metálica de aluminio fundido y una base de cuatro patas en estrella, dándole a la silla Egg, un aspecto de levedad e ingravidez parecida a la de las sillas colgantes.

La silla Egg de Arne Jacobsen en la decoración

Como si fuera un escultor, Jacobsen experimentó y trabajó en su garaje con arcilla para ir perfeccionando la forma básica que tendría la silla.

Sillón Egg de cuero
Replica en cuero del Sillón Egg en Timothy Oulton.

La silla egg original

A pesar de que nunca ha estado fuera de producción, en un principio, la Egg Chair no gozó de demasiado éxito. Sin embargo, con el paso del tiempo, su diseño conquistó al público, convirtiendo a las sillas huevo en un clásico del diseño.

decoracion del salón con una sillaegg

Sin embargo, su producción nunca ha sido masiva.

A día de hoy:

La producción no supera los 10 ejemplares por semana

Esto es debido, a que requiere la colocación manual del recubrimiento de la estructura.

La silla Egg en la decoración de interiores

La empresa encargada de la fabricación y manufacturación de estas sillas siempre ha sido la empresa danesa de muebles Fritz Hansen.

La silla huevo en la decoración de interiores
Silla Egg en Fritz Hansen.

Replicas de los sillones egg

Su elevado precio (de 5000€ a 13.000€) se debe a la conveniencia de perservar esta icónica pieza como algo exclusivo y como hemos comentado, a su laboriosidad a la hora de producirlo.

Pero, que no cunda el pánico, podemos encontrar réplicas en:

Materiales y colores de los sillones huevo

En un principio, la silla Egg sólo se produjo en verde para el Royal Hotel, pero actualmente, y tras más de 60 años, se puede elegir entre una amplia variedad de colores: gris, malva, marrón, naranja, rosa, rojo…

Sillones Egg en el Royal Hotel de Copenhage
En la Habitación 606 del Royal Hotel se mantienen las mesas, los sofás y el resto del mobiliario y la decoración original.

Y por supuesto, en diferentes tapicerías, telas y materiales… ¡Hasta en patchwork los podemos encontrar!

Sillón Egg de piel

En piel de cuero, la silla Egg es perfecta para oficinas y espacios de decoración industrial.

La silla Egg en la decoración de estilo industrial

Sillas huevo de tela

En una decoración de estilo nórdico, el color gris, blanco y negro, combinan perfectamente con los colores neutros característicos de este estilo y se integran perfectamente con el resto de los muebles y la madera.

La Egg Chair en la decoración nórdica

En realidad, un sillón Egg, ya sea original o de imitación, y con cualquier tapizado, queda bien en todos los entornos, convirtiéndose fácilmente en protagonista de cualquier espacio.

La Egg Chair en la decoración industrial

Sillón huevo colgante

Mención aparte merecen los sillones huevo colgantes. Con infinidad de diseños y materiales, seguro que encuentras uno que se adapte a tu estilo. ¿Te atreves a colgarte?

silla huevo colgante de diseño

Con su diseño, este tipo de sillas, de gran impacto visual, ya sea como asiento central en un salón o en la esquina del dormitorio o en una oficina, siempre quedan bien y acaparan todas las miradas.

El sillón Egg de Arne Jacobsen siempre es un must.

También te puedes inspirar con:

Sigue a Nomad Bubbles para tu inspiración diaria en Instagram | Pinterest | Facebook

Opt In Image
No te pierdas ninguna historia y recibe GRATIS ahora mismo el Ebook:
Los mejores mercados de pulgas del mundo para comprar ROPA y MUEBLES.