El Phewa Lake en Pokhara, Nepal

Pokhara, Nepal: La joya del Himalaya

A la sombra de tres de las diez montañas más altas del mundo, Pokhara, “la joya del Himalaya”, ha sido bendecida con impresionantes vistas y su hechizante belleza ha atraído a aventureros de todo el mundo.

Con las montañas del Annapurna como telón de fondo y la serenidad de sus tres lagos, Phewa, Begnas y Rupa, Pokhara es uno de los destinos más bellos del Nepal y uno de los mejores para relajarse.

A la sombra de tres de las diez montañas más altas del mundo, Pokhara ha sido bendecida con impresionantes vistas y su hechizante belleza ha sido inspiración para muchos escritores y ha atraído a aventureros de todo el mundo. Su aire puro, el espectacular telón de fondo de los picos nevados, la serenidad de sus lagos y la vegetación de los alrededores, hacen que sea “la joya del Himalaya”, un lugar de extraordinaria belleza natural.

Vistas del Annapurna desde el lago Phewa en Pokhara
El lago Phewa con vistas al Annapurna

La zona es exuberantemente verde, con plátanos y pomelos que crecen salvajes y monos jugando en los árboles. Fuera de los límites de la ciudad, la selva rápidamente toma el protagonismo. Hasta no hace mucho tiempo, los avistamientos de tigres eran bastante comunes, aunque por desgracia su número está en franco declive.

Vistas de Pokhara y el Phewa Lake
Pokhara a orillas del lago Phewa

Los habitantes de la región son predominantemente agricultores Magars y Gurungs, conocidos por su valor y se han ganado fama como feroces guerreros Gurkha. El otro grupo étnico es el Thakalis, conocido por su espíritu empresarial, dueños de muchos de los “tea houses” que salpican la región.

Ciudad de Pokhara
fotografía de Paul Holmes

Pokhara es el lugar para comenzar la aventura, es la puerta de entrada a la región del Annapurna, donde muchos excursionistas encuentran su Shangi-la. Además del trekking, el valle ha crecido en los últimos años como destino para diversos deportes de aventuras, tales como el parapente, vuelos ultraligeros, senderismo, paddle boards, mountain bike o rafting.

En la década de los setenta comenzaron a llegar jóvenes de Europa y EEUU que se enamoraron rápidamente de su ambiente apacible y la abundancia de marihuana y de hongos alucinógenos, utilizados por los nepaleses con fines medicinales y espirituales, desde tiempos inmemorables.

Hippies en Nepal en los años 70s
Kathmandu

El barrio turístico de Lakeside es una embriagadora mezcla de locales nocturnos, restaurantes y tiendas de recuerdos.

A pesar de la belleza del entorno, desde la cima de la colina, Pokhara tiene un descorazonador parecido con Kathmandu. La contaminación y la mala gestión de los residuos se está convirtiendo también en un problema, y no es difícil imaginar que un día Pokhara llegará a estar tan sucio y ruidoso como la capital de Nepal. Pero hoy en día, sigue siendo relativamente tranquila, y la selva tropical, tan verde que hace daño a los ojos, todavía envuelve a la ciudad de Pohkara.

La ciudad de Pokhara a los pies del Annapurna
La ciudad de Pokhara

Pohkara goza de temperaturas suaves donde los inviernos no son muy rigurosos y los veranos no son sofocantes como en las muy tórridas llanuras del sur. Dada su proximidad al gigantesco macizo del Annapurna, cabría esperar un invierno extremadamente frío, pero su impacto es mínimo. Durante el verano, el calor y la humedad domina la vida en el valle, mientras que los inviernos son agradables, especialmente a partir de octubre hasta diciembre. El monzón en Pokhara comienza a partir de principios de junio hasta septiembre.

Resumiendo, el mejor momento para visitar Pokhara es durante la estación seca, de octubre a mayo, cuando el cielo está despejado y soleado.

El Lago Phewa

La ciudad, ha crecido en la orilla oriental del sereno y majestuoso Lago Phewa. Es el más hermoso y grande de los tres lagos con los que cuenta Pokhara.

El paisaje es único en el mundo. El Lago Phewa es conocido debido a los impresionantes reflejos que se originan en sus aguas, sobre las que es posible ver algunas de las montañas más imponentes del Planeta, el icónico y sagrado monte Machhapuchhre, así como el Dhaulagiri y el Annapurna, situados a muy poca distancia de la ciudad.

El lago Phewa y sus reflejos
El lago Phewa

Justo en el centro del lago hay un templo sagrado, el Barahi, una pagoda de dos pisos, a la cual, cada sábado, cientos de barcas transportan en peregrinación a cientos de fieles para sacrificar aves en honor del grupo de diosas Newar Ajima.

De Kathmandu a Pokhara

Llegar a Pokhara supone una aventura en sí misma.

Desde Katmandu salen autobuses con bastante frecuencia durante todo el día, y tienen un precio de alrededor de 8 dólares.

Hay tres tipos de autobuses: Los autobuses locales, lentos, llenos de gente y que se detienen continuamente recogiendo pasajeros. Los autobuses turísticos, más cómodos y los micro buses a cargo de compañías privadas, más rápidos, limpios y “un poco más” seguros.

Autobus desde Kathmandu hasta Pokhara
De Kathmandu a Pokhara

El trayecto de unos 200 km tiene una duración de entre 6 y 8 horas.

Y cruza los dedos, para cualquier persona que haya viajado en carretera por el Subcontinente Indio y especialmente por el Sudeste Asiático, sabe a lo que me refiero.

Volar es sin duda la forma más rápida y más fácil de llegar a Pokhara y Yeti Airlines, Buddha Air y Air Viva son las aerolíneas que te llevarán allí desde Kathmandu. Los precios de los vuelos varían, pero están alrededor de los 100 dólares. Es importante que tengas en cuenta que el tiempo puede cambiar repentinamente y puede causar retrasos o cancelaciones. ¡A mí me pasó!.

Avión desde Kathmandu hasta Pokhara
Kathmandu

El despegue y las vistas son todo un espectáculo. No apto para quienes tengan miedo a volar. Recuerda pedir asiento en el lado derecho del avión, para tener unas impresionantes vistas de la cordillera del Himalaya.

Una vez llegues a la ciudad, un enjambre de taxistas se abalanzarán encima tuyo.

El trekking en Pokhara: El Circuito del Annapurna

En tierras nepalíes, a los pies de las montañas más altas del mundo se encuentran algunas de las rutas de trekking más fascinantes que podemos realizar en todo el planeta, y en la región de los Annapurnas, se hallan las que seguramente sean las mejores rutas de trekking de Nepal.

Mujer nepalí con el Annapurna al fondo

Pokhara es la puerta de entrada a la famosa ruta de trekking del Circuito del Annapurna, que alcanza el campamento base desde el que se asciende a esta peligrosa cima de 8.091 metros, y es uno de los trekking más famosos del mundo.

El circuito del Annapurna en Nepal
Circuito del Annapurna

El camino completo abarca unos 250 km, pero lo puedes planificar según tu criterio. El trekking lo ajustas a tu medida. Puedes realizar treks de un día o de un mes, y de la dificultad que tú te propongas.

La ruta completa se puede hacer si estás en buena forma física y mental, y tiene su mayor dificultad en el paso Thorung La, a mitad del recorrido, a 5.416 metros de altura. A esta altura necesitarás un período de aclimatación para evitar el mal de altura, aunque los síntomas pueden sentirse a partir de los 2.400 metros.

El rio Marsyandgi en el Nepal
Circuito del Annapurna

Llevar a cabo cualquiera de estos trayectos implica recorrer caminos utilizados durante siglos por comerciantes tibetanos y nepalíes, atravesar pueblos remotos, cruzarse con caravanas de burros que van al Reino Prohibido de Mustang, atravesar valles vírgenes, vertiginosos puentes colgantes, densos bosques, imponentes glaciares y, sobre todo, descubrir una cultura en otro tiempo desconocida para los occidentales.

Trekking en el circuito del Annapurna

En la zona se ubica uno de los cañones más profundos del planeta, el del río sagrado Kali Gandaki, un desfiladero que separa dos ochomiles, el Dhaulagiri y el Annapurna, ofreciendo al caminante espectaculares panorámicas y una maravillosa diversidad de paisajes dignos de ver y recorrer.

El rio Kali Gandaki
Kali Gandaki

El recorrido va uniendo pueblitos de montaña, por lo cual, a cada poco tendrás un lugar donde poder comer algo o quedarte a dormir. Los alojamientos, los llamados “tea houses”, quienes en sus comienzos ofrecían poco más que un té y un camastro al viajero, suelen ser confortables y agradables, En cualquier caso, es todo un privilegio contar con una cama y una cena caliente tras varias horas de subidas y bajadas por el Himalaya.

Tea house en el circuito del Annapurna
tea house

A finales de septiembre, tras el monzón, arranca oficialmente la temporada de trekking en Nepal. La mejor época para realizar el circuito es de octubre a diciembre.

Conviene recordar que es necesario solicitar dos permisos para realizar el trekking, las clásicas “mordidas”. El trámite puedes realizarlo tanto en Pokhara como en Katmandú.

Mujeres en Pokhara

Una vez de vuelta a Pokhara, en la zona de Lakeside, en uno de los numerosos cafés o bares, junto al lago, podrás disfrutar de una muy bien merecida cerveza Gorkha.

Phewa Lake

¡Salud!