Lamu: la joya de Kenia

El archipiélago de Lamu, el cual ha recibido a los viajeros durante más de mil años, es un lugar mágico, rico en historia y cultura y dotado de una arquitectura fascinante.

Lamu es un lugar como ningún otro, una tranquila isla tropical, donde la vida se vive a su propio y relajado ritmo y con una historia tan misteriosa y fascinante como las calles de su antigua ciudad de piedra.

El distrito de Lamu se encuentra en el Océano Índico a lo largo de la costa norte de Kenia. La isla en sí es un hermoso lugar de dunas y playas de arena blanca sin fin, donde pequeños pueblos se asientan entre plantaciones de coco y mango y los dhows navegan surcando sus aguas.

La costa de Lamu en Kenia
Lamu Kenia

La cultura Swahili

El pueblo de Lamu es principalmente descendientes de los antiguos habitantes árabes mezclados con los bantúes locales; ellos se llaman a sí mismos Swahili y hablan la lengua Kiswahili en su forma más pura.

El Kiswahili o Swahili es una lengua que se originó hace muchos siglos entre el archipiélago de Lamu y Zanzíbar. Pertenece a la familia de las lenguas bantúes que se extienden por casi todo el este y sur del continente africano y contiene palabras de diferentes países.

La ciudad antigüa de Lamu en Kenia
La ciudad de Lamu

La interacción de los árabes con los africanos de habla bantú dio origen a la civilización swahili. Swahili en realidad significa “borde” o “costa ‘.

La costa de Lamu en Kenia
La costa de Lamu

Son comerciantes, pescadores, constructores de barcos y marineros, agricultores y artesanos, cuyas vidas se entrelazan con la religión del islam. Son una comunidad modesta y las mujeres en público usan lo que se llama un shuka o Bui Bui, conocido en Occidente como un velo.

Mujer swahili en Lamu

Los hombres usan un pareo o una kanzu, una bata blanca que llega a los pies. En su cabeza los hombres usan un kofia, un sombrero bordado delicadamente, para mostrar su devoción al islam. Solo en la ciudad de Lamu, hay más de 40 mezquitas.

Swahilis en Lamu Kenia

Lamu fue un puerto rico y cosmopolita desde el s. XVII a principios del s. XIX. Los vientos del monzón traían veleros cargados de mercancías a la costa swahili y más tarde, cuando los vientos cambiaban, los barcos eran enviados de vuelta de nuevo con productos locales a cambio.

Lamu en Kenia

Las estrechas calles de Lamu se mantienen sin cambios y en los mercados y plazas alrededor del fuerte, la vida se mueve al mismo ritmo que lo ha hecho siempre. No hay vehículos en esta isla y el asno y el dhow siguen siendo la única forma de transporte.

Swahilis en las calles de Lamu

Visitar Lamu es entrar en otro mundo. Para el viajero, Lamu es una experiencia exótica e hipnótica. La vida se ralentiza, y los largos días se gastan paseando por la orilla del mar, explorando la ciudad o relajándose en las playas.

Playa de la isla de Lamu

Los safaris en dhow pueden llevarte más allá de Lamu, hacia el archipiélago circundante, donde los pueblos aislados, ruinas antiguas y unos pocos centros turísticos lujosos y exclusivos se encuentran ocultos entre las islas de Manda, Siyu, Pate y Kiwayu.

Manglares en Lamu

Hoy en día, Lamu ha sido redescubierta por los viajeros que valoran la experiencia de las antiguas tradiciones y la naturaleza intacta. En un mundo hiper moderno, Lamu es verdaderamente un refugio.

Pero la verdadera atracción de Lamu es su casco antiguo y más concretamente su arquitectura.

Las casas de piedra en Lamu

Con el comercio, la ciudad prosperó y con ella los artesanos florecieron, incluyendo a constructores de barcos, albañiles y talladores de madera y de marfil, los cuales construyeron grandes gabarras y crearon exquisitos espacios interiores en casas y mezquitas. La arquitectura con sus hermosas tallas de piedra caliza ornamentales floreció.

Arquitectura swahili

Las casas de piedra son muy típicas en la cultura swahili y muchas de ellas se pueden ver en la antigua ciudad de Lamu, y más concretamente en Mkomani, la parte norte y más antigua de la ciudad, un área construida y habitada por ricos comerciantes y familias árabes nobles, muchos de cuyos descendientes aún viven en estas grandes y fascinantes casas.

Interior de una casa en Lamu

Muchas de estas casas, que datan de principios del siglo XVIII, son célebres por sus puertas de madera tallada, sus patios con sombra, la grandeza y la elegancia de sus interiores y sus hermosas yeserías de estuco decorativo.

Una puerta en la ciudad de Lamu

Interior en una casa en Lamu

Un hotel en Lamu

Estas casas están separadas unas de otras por carriles largos y estrechos que proporcionan sombra y enfrían el ambiente cálido y húmedo.

Varían en tamaño y forma, desde casas relativamente modestas de una sola planta a magníficas mansiones, pero todas comparten una uniformidad de diseño, construcción y decoración. Cada casa sigue un mismo patrón de siglos de antigüedad que consiste en una serie de galerías ricamente ornamentadas orientadas hacia el norte, hacia la Meca.

Galería en una casa de Lamu

Gruesas paredes exteriores, techos altos y ventanas pequeñas protegen a los habitantes del sol ecuatorial y aseguran que los interiores sean frescos, privados y aislados.

Interior de un hotel en Lamu

En Lamu, y a lo largo de la costa de África Oriental, todas las casas fueron construidas de piedra caliza coralina. Y hasta la fecha casi todas las casas de Lamu todavía se construyen a partir de coral. Es el material de construcción ideal: ligero, fuerte y disponible en abundancia, mejora con el tiempo y cada vez se hace más duro y más homogéneo con la exposición a la lluvia y el sol tropical.

Piscin aen un hotel en la isla de Lamu

La recepción (Daka) en la casa swahili, es un espacio abierto con bancos de piedra (Baraza) uno frente al otro, la cual sirve como entrada pública a las casas, donde los hombres de la localidad se sientan por las tardes dejando que el tiempo pase lentamente.

Porche en una casa de Lamu
La Daka en una casa swahili

El patio interior o Kiwanda es el centro de toda la actividad durante el día y la fuente de la mayor parte de la luz y de aire del edificio. Las ventanas eran innecesarias, y por lo general sólo se incorporaron en los pisos superiores. Las ventanas también eran indeseables por razones culturales ya que reducen la privacidad en una sociedad que trata de mantener a las mujeres en reclusión o purdah.

Interior de una casa en lamu

Interior con piscina en una casa de Lamu

Patio interior en una casa de lamu

La mayoría de las casas tienen las llamadas “galerías swahili”, generalmente cuatro, cada una utilizada para un requisito diferente. Las galerías frontales son ricas en estuco y nichos empotrados en la pared (vidaka) para la decoración y contienen libros, lámparas de cerámica y elementos importantes para demostrar la riqueza y la posición social de la familia.

Una casa swahili en la isla de Lamu

Una casa de piedra swahili, dependiendo del número de miembros de la familia y lo rica que sea, podría ser de cuatro plantas y dispone de ventilación natural. Los techos son de manglar (boriti) y en los tejados planos hay amplias terrazas con palmeras (makuti) para dar sombra y proporcionan hermosas vistas de los alrededores, espacios perfectos para la relajación.

Un hotel en la isl ade Lamu
Bembea house