Alfombras marroquíes

Alfombras Marroquíes: Kilims y Alfombras Beni Ouarain

Las alfombras marroquíes y más concretamente los kilims y las alfombras Beni Ouarain, han conquistado a interioristas de todo el mundo desde hace mucho tiempo.

Arquitectos de la talla de Le Corbusier, Alvar Aalto o Marcel Breuer, comenzaron a apreciar las alfombras bereberes de Marruecos en los años 1920 y 30, atraídos por sus formas minimalistas y abstractas.

Más adelante, el rechazo de la representación figurativa y sus formas y colores llamativos, atrajeron a coleccionistas y entusiastas del diseño en toda Europa y América del Norte.

Un bazar de alfombras marroquíes

Dentro de la decoración árabe o marroquí, si hay un objeto que se lleva todo el protagonismo, ese son las alfombras.

Las alfombras bereberes

Los bereberes fueron los habitantes originales de Marruecos, y durante miles de años, estuvieron aislados de cualquier influencia externa.

Gran parte de la economía de los campesinos y pastores bereberes de Marruecos ha girado desde siempre en torno a la cría de ovejas y su lana, y estas preciosas alfombras, tejidas por las mujeres, reflejan perfectamente la importancia de la lana en todos los aspectos de su vida.

Kilims en un Riad de Marrakesch

Estas alfombras fueron hechas a mano de una manera artesanal, con lana de oveja 100% natural en simples telares verticales u horizontales colocados en el suelo. Y estos telares, se hicieron de madera para ser desmontados y llevados de un lugar a otro.

Alfombras bereberes en un Riad

El tamaño del telar tendía a restringir el ancho de la alfombra a aproximadamente 2 metros, justo el ancho necesario para que una familia pudiera dormir. Es muy raro encontrar una alfombra antigua que no sea larga y relativamente estrecha.

Tipos de alfombras marroquíes

La cultura y las tradiciones dentro de cada comunidad bereber son muy diferentes de una región a otra. Es por eso que las alfombras pueden tener estilos, paletas de colores y técnicas de tejido diferentes, dependiendo de la tribu.

Kilim bereber de Marruecos

Alfombras Beni Ouarain

Estas alfombras son originarias de la gente Beni Ouarain de las montañas del Atlas y son creadas como protección contra los duros inviernos en las zonas altas y las frías regiones del norte de Marruecos.

Tradicionalmente estas alfombras son de un color neutro con líneas geométricas de color negro o marrón.

Alfombra bereber marroquí

Originariamente su propósito no era decorativo, se empleaban para cubrir el suelo en las tiendas bereberes y para mantener el calor en las frías noches del desierto, como mantas y ropa de cama, de manera que tendían a ser largas y estrechas, así como gruesas y pesadas.

Alfombras Beni Ouarain en el suelo y la cama

En las regiones más bajas con climas más suaves, al contrario que en el Atlas, las alfombras se utilizaban generalmente como esteras o para cubrir las sillas, por lo que eran más pequeñas y ligeras.

La alfombra tradicional era mucho más reducida, los enormes formatos que vemos en las habitaciones de las casas occidentales son casi siempre alfombras nuevas.

Alfombra Beni Ouarain en una casa con un toque nórdico

En las frías regiones del norte, las alfombras casi siempre eran completamente tejidas a mano con lana de oveja 100% natural. Rara vez se utilizaba el algodón, no como ahora que se emplea para ahorrar dinero.

Alfombras marroquíes Beni Ouarain

Sin embargo, en las regiones más calurosas del sur, las mujeres utilizaban el algodón como base, mientras que los nudos eran de lana.

Alfombra bereber Beni Ouarain

Debido a que encajan bien con casi cualquier tipo de decoración, ya sea moderna, vintage, nórdica, boho o rústica, actualmente son muy populares entre la mayoría de los interioristas.

Alfombra Beni Ouarain

Kilims marroquíes

Al igual que con las gruesas alfombras de lana Beni Ouarain, las diferentes tribus marroquíes tenían distintas tradiciones en su manera de tejer los kilims. Algunas utilizaron tintes naturales y teñían con henna, otras utilizaron diversos colores como el rojo oscuro, el magenta, el malva, el rosa, el naranja o el marrón.

Kilim antiguo marroquí

Abundan las diferencias regionales en el diseño y el color. Por ejemplo, los kilims tejidos en el cálido sur de Marruecos hacen un abundante uso de los soleados colores amarillo y azafrán, matices que no se ven tanto en el norte.

Kilim antiguo de Marruecos

Además de los colores, los motivos y los símbolos también difieren según la región.

Kilim marroquí decorando una casa

Alfombras Boucherouite

Desde mediados del siglo XX un nuevo tipo de alfombra comenzó a darse a conocer, cuando las mujeres bereberes comenzaron a hacer una variedad de alfombra doméstica, utilizando una gama más amplia de materiales que no incluían la lana, y comenzaron a utilizar nuevos estilos no tradicionales para estas piezas.

Alfombra bereber de colores

Esta es la alfombra Boucherouite, una palabra que en árabe significa “un pedazo arrancado de ropa usada” o un “desecho”. También hechas a mano y maravillosamente extravagantes en su color, estas alfombras hacen uso de tiras de trapo, hilos de ropa reciclada, lana, cuero, algodón e incluso lúrex y el plástico de las bolsas para transportar el grano o los materiales de empaque, así como el nylon.

Una alfombra Boucherouite decorando un lavabo

Donde los originales tintes vegetales eran sutiles y suaves, los tintes en estas sobras son mucho más brillantes y audaces.

Alfombra Boucherouite de colores

Estas alfombras se caracterizan por el uso de formas libres y asimétricas, basadas a partir de los símbolos tribales y los motivos originales utilizados en las alfombras de lana, tales como las pequeñas formas cuadradas y el Chevron.

Alfombras Boucherouite

Alfombras Azilal

Las alfombras Azilals, tal como su nombre indica, son originarias de la remota y escarpada región de Azilal, situada en las montañas del Alto Atlas, al sur de la ciudad de Beni Mellal.

Decoración con una alfombra marroquí de la region de Azilal

Son tejidas por las mujeres bereberes de la región para su uso doméstico y están hechas 100% de lana virgen, alternando patrones compuestos de una sola línea de nudos y una o dos líneas tejidas, de acuerdo con un ritual que ha sido transmitido de madres a hijas durante generaciones.

Alfombra Azilal

En términos de diseño, las alfombras Azilal combinan patrones abstractos e irregulares con numerosos símbolos bereberes. A menudo están decoradas con materiales como el algodón y lana teñida de tinte vegetal o hilos de tela reciclada de diferentes colores. El fondo de la alfombra Azilal es de color crema o marfil.

Una alfombra Azilal

Estas alfombras son objetos donde cada mujer de la región cuenta su historia. La vida rural, la maternidad y el parto son los temas principales. En realidad, las tejedoras se apropian de los signos tribales de sus antepasados para expresar su boda, el embarazo y su vida cotidiana.

Alfombra marroquí Azilal

Estas alfombras no fueron tejidas como productos para vender, sólo para su uso en el hogar y hacer frente al frío del Alto Atlas. En la actualidad, en nuestros países occidentales, además de su uso regular como alfombras, son ampliamente utilizadas en la decoración de interiores como bellos adornos de pared u objetos de diseño.

Alfombra de colores Azilal

Las alfombras Azilal eran casi desconocidas en el mercado hasta los años 90. Fruto de la imaginación de las tejedoras, son auténticas obras de arte comparables a las pinturas abstractas. De París a EE.UU. y pasando por Tokio, muchas galerías exhiben estas alfombras como obras de arte. Su fuerza y originalidad han inspirado profundamente a artistas como Matisse, Paul Klee y Le Corbusier.

Alfombra Azilal de Marruecos

Para hacerte con alguna de estas alfombras, puedes hacer una escapada a Marruecos, o visitar estas tiendas on-line:

¡Buena compra!

Sigue a Nomad Bubbles en Instagram | Pinterest | Facebook

Si te gustan las alfombras marroquíes también te gustará:

Opt In Image
No te pierdas ninguna historia y recibe GRATIS ahora mismo el Ebook:
Los mejores mercados de pulgas del mundo para comprar ROPA y MUEBLES.